CÁRITAS COLOMBIA ENVÍA A MOCOA UN EQUIPO DE EXPERTOS EN EMERGENCIAS PARA COORDINAR LA AYUDA A LOS DAMNIFICADOS

La Diócesis de Mocoa ha creado un comité de respuesta
a la emergencia con las Caritas de Pasto y Neiva para apoyar a los afectados

Desde primeras horas de la mañana del sábado 1 de abril, una vez que se comenzó a tener conocimiento cabal del alcance de la destrucción ocasionada por las lluvias de una parte importante de Mocoa, la capital del departamento de Putumayo, en el sur occidente del país, Cáritas Colombia estableció una red de trabajo con los especialistas nacionales encargados de emergencias y se puso en contacto con el obispo de la zona afectada y con las Caritas Locales de Pasto y Neiva para poder generar un plan inmediato de atención y apoyo a los damnificados.
Al mismo tiempo, están ya en camino hacia la zona siniestrada dos especialistas de emergencias del Secretariado Nacional de Pastoral Social/Caritas Colombiana, para apoyar a las Cáritas locales a evaluar la situación, documentar las necesidades más urgentes de cara al plan de respuesta y coordinar en el terreno las acciones de toda la red Cáritas con el resto de entidades estatales y agencias voluntarias presentes en Mocoa.
La respuesta a este desastre natural –que ha costado la vida de casi 250 personas y un número indeterminado de desaparecidos— está siendo liderada por la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y Desastres del Gobierno de Colombia, en colaboración con Cruz Roja Nacional, Cáritas Colombiana, el ACNUR, el PNUD y otras entidades locales de socorro.

Una destrucción sin precedentes
En un mensaje enviado a la red internacional de Cáritas, el director de Cáritas Colombia, Héctor Fabio Henao, señala que “Colombia vive momentos de mucho dolor por muerte de un número aún no definido de personas, la desaparición de centenares y la destrucción de una parte importante de Mocoa”.
“La tragedia –explica— ocurrió en la noche del viernes y dejó la destrucción de barrios enteros. Desde la década de los 80 el país no vivía una destrucción de estas magnitudes. Las necesidades son innumerables. Hay mucho desabastecimiento de agua y alimentos, miles de familias quedaron sin vivienda y se registran serios problemas de salud”.
Cáritas Española es miembro del Grupo de Trabajo para Colombia de Cáritas Internationalis y cuenta con una estrecha de relación fraterna con Cáritas Colombiana. Ante esta crisis, se mantiene abierta una línea permanente de contacto con Bogotá con objeto de conocer la evaluación de la respuesta a la emergencia y responder a las necesidades de los damnificados, de acuerdo a las eventuales demandas que vayan planteando los responsables de la Caritas nacional.

La Diocesis de Segorbe-Castellón se une a la llamada
El equipo de Cooperación Internacional de Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón, ha puesto su engranaje en marcha con la difusión y sensibilización de la emergencia.
Se han preparado carteles informativos con las cuentas bancarias diocesanas, en donde las personas que así lo deseen, puedan aportar su donativo para paliar esta catastrofe que asola al país hermano.
Esta información esta colgada en la web de Cáritas Diocesana http://www.caritas-sc.org/ y en el facebook @CaritasSegorbeCastellon